Quim in 25 Soluciones

Usualmente se conoce a las soluciones con el nombre de disoluciones, debido quizás a que el mecanismo por medio del cual una substancia se disuelve en un solvente se llama disolución; por lo tanto, los conceptos de disolución o solución significan lo mismo. Las soluciones pueden ser moleculares o iónicas.

Una solución es una mezcla homogénea en la cual intervienen dos fases, una llamada soluto y otra llamada solvente.
El soluto es la parte que interviene en menor cantidad. Es la fase que se dispersa o disuelve y se puede presentar en cualquiera de los tres estados físicos de la materia. El solvente, también llamado disovente, es la parte que interviene en mayor proporción. Es la fase dispersante, o sea, en la que se disuelve el soluto.

La solubilidad es la facilidad con que un soluto se disuelve en un solvente. Cuando se añade soluto a un solvente, el primero se va disolviendo y va aumentando la concentración de la disolución, hasta que se llega a un punto de equilibrio, cuando se ha disuelto todo el soluto. Todo esto depende del volumen del disolvente y la calidad del soluto; es decir, que determinado volumen de solvente admite sólo una cantidad de soluto, para que ésta se disuelva a cierta temperatura.

Para considerar la solubilidad de una substancia o el poder disolvente de otra, debemos considerar la polaridad de ambas substancias, de tal manera que: Las substancias polares sólo se disuelven en disolventes polares y las no polares sólo se disolverán en substancias no polares.

Cuando las dos fases que forman una solución son líquidas, como en el caso del alcohol y el agua, al combinarlas se mezclan de manera perfecta, se dice que son miscibles; cuando no se mezclan completamente, como en el caso del aceite y el agua, entonces se dice que son mezclas no miscibles.

De acuerdo con su concentración las soluciones las podemos clasificar de la siguiente forma. Se dice que una solución diluida es cuando tiene disuelto una cantidad pequeña de soluto y es una solución concentrada cuando tiene una gran cantidad de soluto. Son soluciones no saturadas, aquellas que aceptan disolver la cantidad de soluto que se agregue; sin embargo, se llaman soluciones saturadas, aquellas que tienen una cantidad de solvente equivalente y con límite para disolver una cantidad de soluto a una temperatura determinada.

Por otra parte si se agrega una mayor cantidad de soluto de la que el disolvente puede disolver, se produce una solución sobresaturada. Puede suceder que al aumentar la temperatura, aumente la solubilidad de las sustancias y al preparar una solución y cancelarla puede sobrepasar el límite de saturación; esto se refleja, cuando se enfría la solución queda el exceso de soluto en el fondo del recipiente.

FACTORES QUE AFECTAN LA SOLUBILIDAD

1) Naturaleza química del solvente, de manera que tanto el soluto como el solvente deberán tener la misma polaridad. El estado de agrupación del soluto es importante, ya que entre más pulverizado está la disolución ser más rápida y fácil. Se debe considerar también el factor mecánico de agitación, ya que entre más se agite la mezcla, habrá un mejor contacto entre la fase dispersante y la dispersa.

2) La temperatura es un factor muy importante, que influye en el fenómeno de solubilidad. Sin embargo, la temperatura actúa sobre la solubilidad del soluto de manera distinta, desprendiendo del estado físico de la substancia que se disuelve. Por ejemplo, si el soluto es sólido y se disuelve en agua, por lo general, al aumentar la temperatura aumenta la solubilidad del soluto. Cuando las dos faces se encuentran en estado líquido, no hay gran influencia de la temperatura sobre la solubilidad, pero cuando se trata de la solubilización de un gas en un líquido, al aumentar la temperatura decrece la solubilidad del gas, debido a que aumenta la energía cinética de las moléculas del líquido que impiden la entrada de moléculas del gas dentro del solvente.

3) La presión en otro factor que influye en la solubilidad, pero sólo en el caso que los gases actúan como soluto y se disuelven en un líquido. Al aumentar la presión de un gas existe mayor compenetración del gas en el solvente.

SOLUCIONES EMPÍRICAS
Las soluciones empíricas son aquellas basadas en experiencias y conocimientos de una interpretación aislada muy limitada y que no va más allá de su valor práctico inmediato. Ejemplo: preparar una solución de café.
SOLUCIONES VALORADAS
La concentración de una solución es la relación que existe entre la cantidad de soluto que se disuelve y la cantidad de solvente.
Los métodos cuantitativos más comunes para expresar la concentración de una solución son las siguientes:
1.- Porcentual (%)
2.- Molar (M)
3.- molalidad (m)
4.- Normal (N)
5.- Partes por millón (p.p.m.)

Observa el siguiente video... Aplicación de las soluciones ... diferencia entre Suspencion, coloide, soluciones