54 Proboscídeos

Los proboscídeos son un orden de mamíferos ungulados de gran tamaño, con patas altas y columnares, y cinco dedos en cada una, provistos de pesuños muy reducidos, cuello corto, cráneo grande y de paredes gruesas, pero con cavidades llenas de aire. Presentan incisivos muy desarrollados, en las especies actuales sólo los del 2º par superior, carecen de caninos y, excepto las formas más antiguas, de premolares; los molares son anchos y ovalados. La nariz y el labio superior unidos y prolongados en una trompa carnosa y prensil. Los elefantes la utilizan para: llegar a las hojas altas de los árboles, olfatear el aire, absorber agua para llevársela a la boca y beber, salpicar con agua su espalda para refrescarse, trompetear para advertir a los amigos y a los enemigos, y para tocar y acariciar a su pareja, sus crías y amigos.

Un colmillo de marfil es un diente incisivo muy largo y grueso. Los elefantes, los jabalíes, las morsas, los narvales y algunos ciervos tienen ese tipo de colmillos. Están hechos de marfil, que es una sustancia blanca y dura, y crecen a lo largo de toda la vida del animal. Los elefantes usan los colmillos para: recoger el alimento del suelo, desenterrar raíces y descortezar árboles, desprender sales minerales de las rocas, ahuyentar y agredir a sus enemigos, combatir con los machos rivales, e impresionar a las hembras en la época de celo.

Los dos incisivos superiores de los elefantes son muy largos y curvos, es decir, las defensas, mal llamadas colmillos. Tiene hasta tres pares de enormes molares en cada mandíbula, pero nunca más de un par a la vez, 4 muelas en total. Sus orejas son grandes, sus ojos minúsculos y la piel gruesa y sin pelos, excepto cuando son recién nacidos. Son los animales terrestres actuales, de mayor tamaño, pues llegan hasta los 4 metros de alto y 5 de largo, y a un peso de 4 toneladas. Se alimenta de hojas y ramas de árboles y de árboles, La gestación dura 22 meses y su vida sobrepasa frecuentemente los 100 años.