46 Cingulados

El orden Cingulata, cingulados, lo conforman mamíferos placentarios integrantes de la familia dasipódidos (Dasypodidae), con un total de 9 géneros (Cabassous, Calyptophractus, Chaetophractus, Chlamyphorus, Dasypus, Euphractus, Priodontes, Tolypeutes, Zaedyus) y 21 especies.

Son los comúnmente conocidos como armadillos, que antiguamente formaban el grupo de los insectívoros junto a los hormigueros y los perezosos.

Destaca la coraza que recubre su cuerpo dándole un aspecto primitivo e inconfundible. Se describen como animales terrestres, con buenas dotes para excavar, alimentándose de vegetales e invertebrados. Son habitantes de determinadas zonas geográficas americanas.

Los armadillos se caracterizan por presentar la superficie dorsal del cuerpo cubierta por placas óseas que cubren la cabeza, el tronco y en ocasiones las patas, además de la la cola del animal. En la región del centro, estas placas están separadas por piel blanda que le permite la movilidad al individuo. La espalda por su parte, es suavemente redondeada y presenta garras robustas en las cortas y fuertes patas.

Alimentación e importancia ecológica

Las especies de armadillos son omnívoros alimentándose de una gran variedad de alimentos, en algunos casos presentan herbivoria y necrofagia. La dieta del genero más representativo de armadillos Dasypus spp. se basa fundamentalmente en invertebrados como escarabajos (Coleoptera), hormigas (Formicidae), termitas (Isoptera), cucarachas (Blattodea), algunos miriápodos y grillos (Orthoptera), y el consumo de estructuras vegetales es principalmente enfocado a frutos, hojas y algunas semillas. A su vez, los armadillos presentan, debido a su relativa baja habilidad termorregulatoria (capacidad de regular la temperatura corporal), tasas metabólicas muy bajas. Igualmente teniendo en cuenta el tipo de alimentación, los armadillos presentan un papel importante en el ciclo de la materia orgánica, y su rol ecológico en la red trófica está enmarcado por el control de algunas poblaciones de invertebrados.

Hábitat y Biología

En Suramérica los armadillos tienen hábitats muy variados, presentan hábitos semifosoriales y una estrecha relación con las áreas de actividades agropecuarias. Los armadillos son mamíferos asociales, con hábitos crepusculares y su sentido del olfato prima como sentido primario de comunicación, por encima de una visión y comunicación vocal poco desarrolladas; este olfato fino, a su vez, permite agrupar a los Dasypodidae dentro de los mamíferos macrosmáticos.

Reproducción del armadillo

En términos reproductivos, los armadillos machos tienen un par de testículos sin envoltura escrotal que se encuentran localizados al interior de la cavidad abdominal, las hembras por su parte presentan un surco urogenital y los ovarios están ubicados en la pelvis.

Dasypus novemcinctus es una especie que se reproduce una vez, generalmente pueden llegar a vivir hasta 15 años y el promedio de crías es de cuatro individuos, no obstante, el comportamiento reproductivo de la familia Dasypodidae ha sido incipientemente documentado.