45 Los quirópteros (Chiroptera)

Los quirópteros (Chiroptera), conocidos comúnmente como como los murciélagos y los zorros voladores, son un orden de mamíferos placentarios cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Con aproximadamente 1100 especies, representan aproximadamente un 20% de todas las especies de mamíferos,3 lo que los convierte en el segundo orden más numeroso de esta clase (tras los roedores). Están presentes en todos los continentes, excepto en la Antártida. Su actividad se desarrolla principalmente durante la noche y están adaptados para la vida aérea. Son capaces de producir ultrasonidos que les permiten localizar las presas y orientarse en la oscuridad.

Son los únicos mamíferos capaces de volar, se han extendido por casi todo el mundo y han ocupado una gran variedad de nichos ecológicos diferentes. Desempeñan un papel ecológico vital como polinizadores, como controladores de plagas de insectos y pequeños vertebrados y también desarrollan un importante papel en la dispersión de semillas; muchas plantas tropicales dependen por completo de los murciélagos. Tienen las patas anteriores transformadas en alas y más de la mitad de especies conocidas se orientan y cazan por medio de la ecolocalización.

Cerca de un 70% de las especies comen insectos (insectívoras) y la mayor parte del resto comen frutas (frugívoras). algunas toman el néctar de las frutas (nectarívoros) ; algunas se alimentan de pequeños vertebrados como ranas, roedores, aves, peces, otros murciélagos (caarnivoros). Sólo en el caso de los vampiros chupan de sangre (hematófagos ).

Es característico el pliegue cutáneo muy fino que forma una especie de manto y que les permite volar. En reposo, durante el día o el letargo, se cuelgan por las patas, boca abajo.

Su tamaño varía desde los 29-33 mm de longitud y 2 g de peso del murciélago moscardón (Craseonycteris thonglongyai), a los más de 1,5 m de envergadura y 1,2 kg de peso del zorro volador filipino (Acerodon jubatus).