43 Caninos

Los carnívoros son en su mayoría terrestres, la mayor parte tiene garras afiladas y mínimo cuatro dedos en cada extremidad y caninos muy desarrollados, los molares y premolares por lo general tienen bordes cortantes. Los carnívoros tienen seis incisivos y dos caninos en cada maxilar. Las únicas excepciones son la nutria marina (Enhydra lutris), la cual posee cuatro incisivos en la mandíbula y el oso bezudo (Melursus ursinus), que tiene cuatro incisivos en el maxilar.

Los carnívoros son mamíferos euterios que presentan una columna vertebral fuerte y flexible, glándulas anales desarrolladas que sirven para la defensa, el marcaje de territorio es característico en el orden, además del reconocimiento social y la mayoría de las especies son digitígrados. En el cráneo, la cresta sagital y los arcos cigomáticos son fuertes para soportar los músculos de las mandíbulas. La clavícula es reducida, el radio, la ulna, tibia y fíbula son huesos separados; el carpo, escafoide, lunar y el central están usualmente fusionados. Por lo regular, tienen cinco dígitos en las manos y cuatro en los pies, el pulgar es reducido o ausente y en cada dedo pueden presentar una garra.

Inicialmente la condición carnívora se asoció al hábito alimenticio, pero al presentarse excepciones, se tuvo que recurrir a otros caracteres, entre los que se destacan la presencia de caninos alargados, bulla auditiva osificada y los huesos escapo-lunar del carpo fusionados. Esencialmente los carnívoros presentan adaptaciones anatómicas hacia una dieta exclusivamente o en gran parte de carne. Estas adaptaciones, en la dentición se ven reflejadas en el último premolar superior y en el primer molar inferior, elementos especializados para cortar, más desarrollados en organismos estrictamente carnívoros, mientras que en organismos omnívoros, están mejor adaptados para machacar.

Carnivora es el orden con mayor diversidad de tamaño entre sus integrantes, variando desde la pequeña comadreja común (Mustela nivalis), con un peso de 25 g y 11 cm, hasta el oso polar (Ursus maritimus), que puede pesar hasta 1000 kg, y el elefante marino del sur (Mirounga leonina), cuyos machos adultos pesan hasta 5000 kg y miden 6,90 m de largo.