28 Celenterados

Los celentéreos o celenterados son un gran grupo de animales metazoos de simetría radiada que comprende los organismos conocidos como: actinias, hidras, corales, medusas, anémonas y pólipos.

Tanto los pólipos como las medusas poseen, especialmente en los tentáculos, células especializadas llamadas cnidoblastos que contienen una vesícula (cnidocisto) llena de líquido tóxico ( veneno o sustancia altamente urticante) y que inyectan a sus presas por medio de un filamento, o cnidocilio, que se proyecta al exterior cuando es estimulado; según se trate de un cnidoblasto penetrante, envolvente o aglutinante, el filamento inocula líquido urticante en el animal que ha rozado el cnidocilio o se enrolla alrededor de él.

Entre estos animales se encuentran las anémonas y actinias, las que se fijan, en colonias o en forma aislada, en piedras y rocas al llegar a su edad adulta. Los pólipos (que son fijos y tienen forma de saco, con una abertura hacia arriba) y las medusas (con capacidad de movimiento en el agua).

Es común que un buceador desprevenido pase su mano sobre ellas impregnando su guante con la sustancia urticante, luego al acomodar la luneta o rozar su cara por cualquier otro motivo, provocará irritaciones en su zona muy sensible como es el rostro.

También tenemos a las conocidas medusas, que con su forma de campana y con una consistencia gelatinosa están constituidas por un 95% de agua.

Con relación a las medusas, a veces se las encuentra agrupadas en tal número que hacen preferible evitar el buceo. Desde su campana penden infinidad de finos tentáculos, en algunos casos muy largos, que son los que desprenden sustancias irritantes.

Característica generales

Tienen forma de saco y poseen brazos o tentáculos alrededor de la boca.
La mayoría tienen células urticantes en la piel y en los brazos

Viven de ordinario en el mar, formando colonias numerosas.

Presentan dos formas:
La forma pólipo, que vive en colonias
La forma medusa, con forma de campana y vive libre.