15 BIO2 BRIOFITAS (plantas no vasculares)

BRIOFITAS

Las briofitas son las plantas terrestres no vasculares. se cree que son las descendientes de las algas verdes y fueron las primeras en evolucionar hace 500 millones de años tras colonizar los espacios terrestres, no presentan flores ni fruto.

Las briofitas tienen tejidos poco diferenciados y no poseen vasos de conducción, es decir no tienen xilema ni floema, no presentan raíces, tallos ni hojas verdaderas, sino por un cuerpo vegetativo con estructuras muy primitivas, con células que no llegan a constituir un tejido. Así que las "raíces" que presentan se denominan rizoides, el "tallito", cauloide y las "hojitas", filoides. No está de más resaltar que debido al bajo nivel de organización que poseen estos organismos, ninguna de estas estructuras recién mencionadas son órganos verdaderos como sí aparecen en las traqueofitas o plantas vasculares.

Están compuestas por los siguientes tres grupos monofiléticos:

Musgos o Bryophyta sensu stricto, antes considerados clase Musci, Bryopsida o Muscineae.
Hepáticas: Hepaticophyta o Marchantiophyta, antes clase Hepaticae, Hepatopsida o Marchantiopsida.
Antoceros o Anthocerotophyta (clase Anthocerotopsida)

Los musgos (División: Briofitas) son plantas pequeñas que carecen de tejido vascular o leñoso. Requieren de un ambiente temporalmente saturado de agua para completar su ciclo de vida (Delgadillo, 2003a). Son el segundo grupo más importante dentro de las plantas verdes. Se les divide en tres grandes grupos: antocerotes (Clase: Anthocerotopsida), hepáticas (Clase: Hepaticopsida) y musgos (Clase: Bryopsida).

Son unos de los primeros organismos vegetales que ocuparon el ambiente terrestre. El nombre de briophyta proviene del griego brión, que significa musgo y del latín phyton, que significa planta.

e calcula que existen alrededor de 19,900 especies descritas de musgos (CONABIO 2008). En México se reconocen 980 especies de musgos y cerca de 500 de hepáticas (Delgadillo 1998, 2000, 2003a, b). Del primer grupo 106 especies son endémicas a nuestro país, esto es 10.8 % (Delgadillo, com. pers. 2004).
A nivel mundial, los musgos son el grupo con más especies con alrededor de 12,800, seguidos por las hepáticas, de las cuales se conocen entre 6,500 a 7,000 especies.
Viven en ambientes muy variados, desde las altas montañas hasta el nivel del mar, en las selvas húmedas o en zonas áridas. A menudo se encuentran en los microclimas más húmedos de estos ambientes ya que requieren del agua para su reproducción.
Generalmente son de tamaño pequeño. Su ciclo de vida incluye dos fases: el gametofito y el esporofito con características muy distintas. A diferencia de los helechos, en los musgos el gametofito (haploide) es la fase dominante.

El esporofito (diploide) es muy pequeño y de vida corta. El gametofito tiene un pequeño tallo, a menudo postrado, con pequeñas hojitas arregladas de forma espiral. También tiene rizoides por donde obtiene sus nutrientes.
Los musgos forman microambientes con mucha humedad, ya que retienen el agua como esponjas y la liberan lentamente. Por esto, muchos microorganismos y pequeños artrópodos dependen de ellas. Son de gran importancia en el ciclo del agua, ya que almacenan el agua y también previenen la erosión.

La Hepatica es un género de herbáceas perennes que pertenecen a la familia de los ranúnculos, Ranunculaceae.

Son plantas verdes de tamaño pequeño en forma de costras, éstas se encuentran en los bosques húmedos y en cortes de terrenos que se mantienen bajo condiciones muy húmedas y sombrías.

Reciben el nombre de hepatica, del griego hepar hígado, por la forma del gametófito, (que en algunos géneros recuerda a este órgano).

La forma del gametófito como los musgos y helechos en estas plantas puede ser laminar o estar formado por cauloides y filoides. Las hojas son basales, de color verde oscuro y coriáceas, cada una con tres lóbulos. Produce flores hermafroditas de febrero a mayo que pueden ser blancas, púrpura-azuladas o rosas; nacen solitarias sobre largos tallos vellosos y sin hojas.

Las mariposas, abejas y escarabajos actúan como polinizadores de esta planta.
Algunos botánicos incluyen la hepatica en una más amplia representación de la Anémona, como Anémona hepatica.