10 Bio2 Basidiomicetos

Hongos con bastos, el esporofito se llama basto, 4 esporas, perfectos, superiores, pluricelulares, hifas septadas, parásitos, saprofitos, comunes, comestibles, evolucionan de los ascomicetos, P Ej. Carbón, Roya, Champiñón, Amanita, Setas, Hongos de repisa.

El filo de los basidiomicetos, juntamente con los ascomicetos se consideran los más evolucionados del grupo y son aquellos que presentan el cuerpo fructífero que reconocemos normalmente como setas, con un pie y un sombrero. Estos grupos se diferencian en que los basidiomicetos presentan dos núcleos en las células de sus hifas, es decir son dicarióticos. En los hongos la presencia de una fase con células con dos núcleos es normal; sin embargo, es en los basidiomicetos donde esta fase dura más tiempo y adquiere una mayor importancia. Además, los basidiomicetos se caracterizan por la formación de sus esporas. El basidio o célula esporífera, forma 4 esporas en su superficie (exosporas) después de la meiosis.

Por otra parte las hifas que forman los talos, la parte subterránea de los hongos, son tabicadas o septadas, pero no completamente cerradas. A diferencia de las paredes celulares de los ascomicetos que también permiten el intercambio de material citoplasmático, en los basidiomicetos el poro se denomina dolíporo y su estructura es más compleja y regula de forma más fina el tránsito de material entre células.

La reproducción de los basidiomicetos consta de 3 fases: primeramente la basidiospora germina dando lugar a un micelio tabicado monocariótico (con solo un núcleo por célula). Estos núcleos son diferentes y se denominan “+” y “–“. Este micelio en basidiomicetos sobrevive muy poco tiempo, hasta que se encuentran los micelios primarios de ambos signos. Las células entran en contacto mediante un asa denominada fíbula, que contiene un núcleo y crece hasta encontrar una célula con un núcleo de signo contrario, de esta manera el hongo se asegura de que todas sus células cuentan con dos núcleos compatibles. Cuando se juntan los dos núcleos, se produce el micelio secundario que crecerá bajo tierra y crecerá durante años.

En las condiciones adecuadas este micelio binuceado forma el cuerpo fructífero, el basidiocarpo (micelio terciario), es decir, la seta que sale de la tierra. En las laminillas de las setas se unen los dos núcleos, dando un núcleo diploide que por meiosis dará lugar a 4 esporas.