07 Bio2 Ascomicetos

Hongos con ascas, el esporofito se llama asca, 8 esporas, perfectos, superiores, unicelulares, coloniales, hifas septadas, mono nucleadas, parásitas, saprofitos, P Ej. Cándida albicans, Trufas.

Los ascomicetos son el grupo de hongos más numeroso, y abarca unas 30.000 especies. Se trata de hongos saprófitos que pueden vivir en numerosos sustratos, incluso bajo tierra, como es el caso de las trufas. En este grupo también se incluyen hongos parásitos de gran importancia económica, responsables de gran cantidad de plagas. Además, los hongos ascomicetos también tienen importancia económica ya que se usan para la fermentación del pan, vino y cerveza y otros son comestibles como las trufas y las colmenillas.

Las características de los hongos ascomicetos son:
– Tienen un micelio con hifas septadas.
– Las esporas meióticas se llaman ascosporas, y se producen en el interior de esporocistos especiales llamados ascas.
En la reproducción sexual, entre la plasmogamia y la cariogamia hay una fase dicariótica en la que los núcleos se encuentran apareados, pero no fusionados.
En el cuerpo vegetativo hay septos con poros que permiten la conexión entre distintas partes del hongo. El crecimiento es de tipo apical y la pared celular tiene quitina. Las células pueden tener plenténquimas, prosénquimas y pseudoparénquimas.

Respecto a la reproducción asexual, la hay de todos los tipos, excepto la producción de zoosporas. Los más generalizados:
– Las levaduras se reproducen por bipartición o por gemación.
– En otros ascomicetos la reproducción es mediante la formación de conidios, generalmente sobre hifas especializadas que se denominan conidióforos.
Ejemplo de ciclo celular de ascomicetos: el ascogonio – órgano reproductor femenino- tiene un tubo llamado tricogina, que permite el contacto con el anteridio – órgano reproductor masculino. Se produce el fenómeno de la plasmogamia, por el que los núcleos se aparean pero no se fusionan. Enfrente de los núcleos se prolongan unos salientes que van sufriendo mitosis y tabicaciones: son las hifas ascógenas. Después se forman los uncínulos, una especie de ganchos que se forman de tal manera que los núcleos del extremo del ápice sufren mitosis y dos tabicaciones. Allí se produce la cariogamia, de la que surge un núcleo diploide que formará el zigoto y de ahí crece un asca. Tras la meiosis, se forman cuatro núcleos haploides, y por mitosis se forman ocho ascosporas internas. Las ascosporas haploides germinan y se forma el micelio haploide.

Las ascas se agrupan en los cuerpos fructíferos, que en los ascomicetos se denominan ascocarpos. La zona que tiene las ascas se llama himenio, y contiene unas hifas estériles, haploides y monocarióticas llamadas parálisis. Su función es la de diseminar las esporas. Por otro lado, las ascas también pueden estar desnudas en el himenio, y en ese caso se denominan ascas desnudas. La morfología de las ascas es muy variable y se emplea como carácter taxonómico. Otro carácter empleado es la constitución de la pared de las ascas, que pueden ser:
– Protunicadas: una pared.
– Unitunicadas: dos paredes soldadas.
– Bitunicadas: dos paredes no soldadas.

*************************************************

¿Qué es una trufa?
Una trufa, es un hongo hipogeo (que crece bajo el suelo) ascomiceto que presenta una relación simbiótica micorrícica con árboles como castaños, nogales, y especialmente con árboles del género Quercus sp. (encina y roble).

Los hongos ascomicetos son aquellos que se reproducen sexualmente mediante esporas (ascosporas) contenidas en unas estructuras en forma de sacos llamadas "ascas" .También pueden reproducirse asexualmente mediante el proceso de gemación.

Muy apreciado en el mundo culinario. Corresponde a varias especies del genero Tuber sp.

La trufa necesita estrés de temperaturas. Se le llama trufa negra de invierno porque madura con el frio. La trufa es el 99,9% aroma. Es puro perfume. Los grandes sumilleres dicen que tienen 32 matices. Trufa blanca: Propia del Piamonte, también llamada magnatum, trufa blanca de Alba o tartuffo italiano se ha pagado por un ejemplar hasta 150000 euros.
Trufa Borchii: Apreciada gastronómicamente, es el bianchetto o trufa de Borch. Su tamaño puede oscilar entre el del garbanzo al huevo. Precio 400 euros/kg.

La trufa, al estar enterrada, no puede diseminar sus esporas como los hongos que fructifican en superficie (setas) que son ayudados por el viento. Para hacerlo, la trufa necesita salir del suelo y para ello depende de otros seres vivos que contribuyan a la dispersión de las esporas.

Su estrategia consiste en atraer a los animales mediante su intenso aroma, para que las extraigan del suelo (diseminación zoócora). El aroma de la trufa juega entonces un importante papel. Al alcanzar la madurez, desprenden sustancias volátiles que resultan atrayente para los animales frugívoros, característica aromática, que a su vez, le confiere su alto valor culinario junto con su agradable sabor.

Los animales ingieren la trufa, que pasa por todo el tracto digestivo, y cuando el animal se desplace y deje sus excrementos, las esporas que se depositen junto con estos habrán alcanzado una distancia respecto a la de su lugar de producción.

La trufa logra su objetivo (dispersarse) y el animal, portador pasivo de esporas, ha visto premiado su favor con un delicioso manjar.

GASTRONOMÍA DE LAS TRUFAS